Todos somos energía, y como tal, interactuamos con nuestro universo.